Al pensar en un plan de manejo de la drosófila de ala manchada, utilice un enfoque de manejo de enfermedades

Los productores de cerezas deben considerar a la drosófila de ala manchada (spotted wing Drosophila, SWD) como una enfermedad, más que un insecto dañino; esto les ayudará a controlar esta plaga.

May 24, 2018 - Author: David Jones

Fruto amarillo de la cereza ácida
Fruto amarillo de la cereza ácida. Los productores de cereza ácida necesitan asumir la mentalidad de comenzar sus programas de siete días de inmediato cuando la fruta alcanza esta etapa de desarrollo. Foto por Dave Jones, Extensión - MSU.

En las semanas recientes he tenido numerosas conversaciones con productores acerca de la drosófila de ala manchada (spotted wing Drosophila, SWD). La analogía que mejor ha funcionado para que comprendan la nueva realidad del manejo de la drosófila de ala manchada en Michigan centro-occidental ha sido la sarna del manzano (apple scab).

En las manzanas, cada año disponemos nuestras varas de esporas para monitorear las ascosporas de la sarna del manzano. Observamos la cantidad de esporas después de cada lluvia para determinar el comienzo y el final del principal periodo de riesgo de esta enfermedad. No obstante, apenas se nota tejido verde expuesto en los manzanos, realizamos la fumigación. ¿Por qué? Porque siempre atrapamos esporas primarias de la sarna del manzano antes de las puntas verdes. Esta es una premisa básica en el rubro de las manzanas.

Como resultado, sabemos que nuestra cosecha está en peligro y tomamos las medidas adecuadas. Fumigamos antes de las lluvias, y lo hacemos independientemente de la cantidad de esporas atrapadas en las varas de monitoreo, hasta que la sarna primaria se termina. Sabemos que los conteos en las varas de esporas no son una herramienta para hacer apuestas con la fumigación de la sarna del manzano. Ya sea que atrapemos una o cien ascosporas, sabemos que estamos en riesgo hasta que la sarna primaria haya terminado. Atrapar esporas significa solamente una cosa al principio de cada año: los árboles tienen hojas expuestas. Estamos en riesgo. Fumigamos. Punto.

Apliquemos esta misma línea de pensamiento a la drosófila de ala manchada.

En las cerezas, cada año disponemos trampas para monitorear la drosófila de ala manchada. Empezamos por atrapar unas cuantas moscas y monitoreamos el aumento de su población. Observamos el número de drosófilas de ala manchada para determinar el comienzo "oficial" del periodo de riesgo. No obstante, tan pronto como tenemos frutos amarillos en los árboles, necesitamos fumigar. ¿Por qué? Porque siempre atrapamos drosófilas de ala manchada antes de los frutos amarillos de la cereza. Esta tiene que ser una premisa básica en el negocio de las cerezas. Necesitamos darnos cuenta de que nuestra cosecha está en peligro desde el momento en que se vuelve amarilla, y necesitamos tomar las medidas adecuadas. Necesitamos fumigar cada siete días y necesitamos hacerlo independientemente de la cantidad de moscas que haya en las trampas, hasta que la cosecha haya terminado.

Necesitamos darnos cuenta de que el número de individuos atrapados no es una herramienta sobre la cual basar la fumigación. Ya sea que atrapemos una o cien drosófilas, estamos en riesgo hasta que la cosecha haya terminado. Atrapar drosófilas de ala manchada significa solamente una cosa si las cerezas están amarillas o más tarde. Estamos en riesgo. Fumigamos. Punto.

Los productores preguntan sobre el número de individuos atrapados semanalmente porque asumen que el bloque con la mayor cantidad de drosófilas en una trampa es el que más probablemente tenga larvas de drosófilas en la fruta. Desafortunadamente, esto no es necesariamente así. Esto resalta lo arriesgado que es el tratar el conteo en las trampas como guías para fumigación. En los tres bloques de cereza ácida manejados convencionalmente donde detectamos larvas en la fruta esta temporada, ninguno tenía el conteo más alto de drosófilas en las trampas las semanas en que se encontraron larvas en la fruta. Un sitio, de hecho, era el más bajo la semana en que se detectaron larvas. Los otros dos sitios estaban en el medio del grupo.

La observación del aumento de población de drosófilas de ala manchada cada temporada todavía nos ofrece valiosa información sobre dónde se encuentra la plaga y qué está haciendo, pero no nos ayuda a determinar el riesgo relativo en el huerto. La triste realidad es que la drosófila de ala manchada está tan bien establecida en Michigan en este momento, que todos los bloques están en riesgo en cuanto hay fruta amarilla, independientemente del conteo de población.

Este mes de julio, las cifras de drosófila de ala manchada son más altas que cualquier registro previo en este punto de la temporada de cultivo. Es muy probable que esto pueda ser el nuevo nivel "normal" a medida que esta plaga se establece en la región. La lucha por avanzar bajo tanta presión durante este año nos ha enseñado varias lecciones importantes como industria en el área centro-occidental de Michigan.

Los programas que utilizan productos clasificados como “excelente” para combatir la drosófila de ala manchada a intervalos de siete días, en general están obteniendo muy buen nivel de manejo. Si bien es un desafío para los productores cumplir los altos requerimientos de este agresivo programa de fumigación, aquellos que han aceptado ese desafío están viendo en general muy buen control y altos resultados en la planta en proceso. Es evidente que usted debe aplicar este método agresivo contra la drosófila de ala manchada, o no molestarse en fumigar en absoluto. Cualquier cosa que no sea un programa de manejo sobresaliente dará como resultado fruta contaminada.

Los productos clasificados como “buenos” contra la drosófila de ala manchada, que son aplicados cuatro a cinco días tarde, consistentemente dan como resultado la contaminación larval de la fruta. Todos los informes sobre contaminación de cereza dulce y la mayoría de los informes sobre contaminación de cereza ácida que recibimos esta temporada en la oficina de Extensión de Michigan State University tuvieron una cosa en común: cada programa de fumigación incluyó un producto que no estaba clasificado como “excelente”, y esas aplicaciones fueron utilizadas como soluciones provisorias de cuatro a cinco días en el programa. En este momento queremos dar el mayor énfasis en que eso simplemente no funciona en un programa de manejo dirigido a esta plaga. Aún con un producto "excelente", siete días está en el límite.

Los conteos en las trampas en un bloque no son indicación del riesgo relativo de contaminación de la fruta. Aún no sabemos si "alto" frente a "bajo" tiene algún significado en relación al riesgo para la cosecha. El riesgo para un huerto no es necesariamente proporcional al número de drosófilas adultas atrapadas. He visto larvas de drosófila de ala manchada en frutas de bloques donde habían sido atrapadas no más de tres drosófilas adultas en cinco trampas en una semana, y he visto frutas sanas en bloques con más de 200. Los conteos de trampas tienen algo bueno: nos dicen cuándo comienza a volar el insecto en la primavera y nos permiten observar las fluctuaciones de su población; pero, en términos de riesgo relativo, no sabemos si existe alguna diferencia entre 50 y 500 drosófilas adultas. A todos los efectos, no podemos asumir que en este momento exista una diferencia significativa para consideraciones de manejo.

Los productores que utilizan una sola trampa de vaso en un bloque para determinar si necesitan fumigar contra la drosófila de ala manchada, se arriesgan a fallar con mala información. Las capturas de drosófilas son sumamente inconsistentes entre las distintas trampas en un solo bloqueAún más, las exploradoras que solamente están en búsqueda de machos no podrán proporcionar una lectura precisa sobre la población de drosófila de ala manchada. Para demostrar esto, vea el siguiente ejemplo de conteos de machos y hembras en una semana en un sitio en Michigan centro-occidental.

Trampa/Sexo de la mosca

Machos

Hembras

Trampa 1

0

2

Trampa 2

0

8

Trampa 3

0

0

Trampa 4

0

0

Trampa 5

0

8

Aquí hay dos cosas:

  • De cinco trampas, hubo dos que no capturaron moscas. Esto significa que hubo una probabilidad del 40 por ciento de no capturar moscas en una trampa. Este tipo de resultados es común, especialmente a principios de temporada, cuando la fruta recién comienza a cambiar de color. No es difícil imaginar que una trampa única en un huerto pudiera no capturar moscas en una semana; especialmente al comienzo de la temporada, antes de que crezca la población. En este ejemplo, un productor que utilice la trampa 3 o 4 asumiría que no había moscas en su bloque, y consideraría que no necesita fumigar.
  • Además, ningún macho fue capturado en las demás trampas. Un explorador que busque machos "de alas manchadas" en la trampa a simple vista asumirá que el conteo es cero. En realidad el conteo es de 18 moscas. Esto es común, en especial al comienzo de la temporada, y demuestra que todas las moscas, tanto machos como hembras, deben ser contadas.

Es crítica la rotación de insecticidas para mantener nuestra capacidad de manejar esta plaga cuando nos dedicamos al manejo a largo plazo de la drosófila de ala manchada. Ahora mismo estamos obteniendo un excelente control de esta plaga, debido a que los insecticidas piretroides más baratos, tales como Mustang Max, están funcionando extremadamente bien. Sabemos, por experiencia con otras plagas de insectos, tales como la polilla oriental de la fruta, que los piretroides pueden volverse ineficaces rápidamente si la aplicación es excesiva. Lo que resulta más preocupante desde el punto de vista del manejo de resistencia es que la tasa de reproducción de la polilla oriental de la fruta es minúscula, comparada con la de la drosófila de ala manchada.

Necesitamos tener muy presente la rotación de nuestros insecticidas cada temporada, mezclando modos de acción múltiples en un programa para asegurar un manejo adecuado. Diamidas (Exirel, Harvanta), piretroides (Mustang Max, Warrior) y organofosfatos (Imidan) deberían, todos ellos, ser utilizados de aquí en adelante en rotación, para ayudar a mantener la eficacia de nuestros mejores productos.

Tómese un tiempo para leer el artículo de Extensión - MSU, “Plan to change when dealing with spotted wing Drosophila” (“Haga planes para cambiar cuando se enfrente a la drosófila de ala manchada”), por Mark Longstroth. Esta temporada ha sido una gran llamada de alerta para todos nosotros en Michigan centro-occidental y es necesario que todos nos adaptemos. Es un problema manejable, pero necesitamos ser sumamente metódicos en la forma de proceder si queremos mantener nuestra industria tal como la conocemos.


Michigan State University Michigan State University Close Menu button Menu and Search button Open Close