Consejos para una alimentación saludable para las madres hispanas

El conocimiento y los recursos de nutrición pueden ayudarle a usted y a su familia a tomar decisiones de estilo de vida más saludables.

Muchas madres hispanas se enfrentan a la tarea difícil de proveer comidas nutritivas para toda su familia en una cultura que no la promueve fácilmente. Esto puede ser un gran desafío para las madres hispanas de bajos recursos y cuyas familias han adoptado los hábitos de alimentación poco saludables de los Estados Unidos. Las madres hispanas pueden influir en la elección de alimentos de su familia al desarrollar sus propios hábitos alimenticios saludables y al aprovecharse de los recursos nutricionales disponibles en su comunidad.

Los siguientes consejos les ayudarán a usted y a su familia a seguir el camino correcto hacia hábitos alimenticios saludables en el año 2018.

• Coma más frutas y verduras en todas sus formas: frescas, congeladas y enlatadas. MiPlato nos muestra que la mitad de nuestro plato debe consistir en frutas y verduras. Una forma en que puede comenzar a presentar este concepto a toda la familia es reemplazar los postres azucarados con fruta. Involucrar a los niños también puede ser una forma divertida y efectiva de descubrir nuevas frutas y verduras. Haga que las compras con los niños sea una aventura, y permítales elegir una fruta o verdura nueva para probar. También, puede animar a su familia a comer más frutas y verduras como meriendas al hacerlos más visibles. Coloque manzanas, naranjas y plátanos en el mostrador de la cocina y ponga verduras cortadas y lavadas en bolsas de plástico listas para comer en el refrigerador.

  • Aprenda a hacer rendir sus dólares de alimentos cuando compre frutas y verduras frescas de Michigan como parte del programa Double-Up en el mercado local de agricultores y en las tiendas de comestibles. El programa de WIC Project Fresh también les ofrece a las participantes elegibles un folleto de cupones gratuitos de $25 que se puede usar para comprar productos locales frescos de los mercados de agricultores participantes.
  • Participe en una serie de nutrición dirigida por MSU Extension. Educarse en la nutrición es probablemente lo más importante que usted puede hacer para ayudarle a que sus nuevos hábitos alimentarios se pongan en práctica. Además, usted puede ser un ejemplo para toda su familia al incorporar lo que ha aprendido en clase en su vida diaria. Visite el sitio web de MSU Extensión para las próximas clases de nutrición en español en su área.
  • Beba agua. Muchas bebidas populares están cargadas de azúcar y no proporcionan ningún valor nutricional real. Saborice su agua con rebanadas de frutas o hierbas frescas. Otras opciones saludables para beber incluyen leche baja en grasa o jugo de fruta 100%.
  • Recorta la grasa y la sal de las recetas culturales. Intente a usar especias para dar sabor a los alimentos en lugar de sal, sazonadores empaquetados o salsas pesadas. En lugar de freír alimentos, hornee, ase a la parrilla o use un aceite de cocina saludable como canola con moderación. Mantenga el sabor de las comidas tradicionales dándoles un toque saludable que su familia le encantará. Aquí puede encontrar recetas saludables y fáciles para probar con su familia.

El año nuevo significa un nuevo comienzo. El conocimiento puede ayudarle a usted y a su familia a elegir un estilo de vida más saludable. Al hacer cambios pequeños en sus viejas costumbres de alimentación, puede encontrar nuevas formas de introducir alimentos saludables de manera que usted y su familia puedan disfrutarlo.


Michigan State University Michigan State University Close Menu button Menu and Search button Open Close