Shriveled blueberries.

Bulletin E3039SP
Arándanos de MI: Anotaciones: Pudrición de la fruta por Antracnosis (Pudrición de la madurez)

October 20, 2022 - Author: , Annemiek Schilder, Departamento de Ciencias de Planta, Suelo y Microbiales, Universidad Estatal de Michigan. Traducción y edición: Anamaría Gómez-Rodas, Carlos García-Salazar, Departamento de Extensión de la Universidad Estatal de Michigan

Este documento se ofrece en: English, Espanol

Patógeno

Colletotrichum fioriniae (Marcelino & Gouli) Pennycook (anteriormente Colletotrichum acutatum J.H. Simmonds)

(Reino: Fungi; Filo: Ascomycota)

Introducción

La pudrición de los arándanos por antracnosis es una de las enfermedades más comunes y de amplia distribución geográfica en Michigan y en los Estados Unidos. Generalmente, esta enfermedad es causada por el hongo patógeno Colletotrichum fioriniae. Al sur de los Estados Unidos, la especie Colletotrichum gloeosporioides también puede encontrarse en arándanos. La pudrición de la fruta por antracnosis puede provocar pérdidas económicas sustanciales debido a la reducción del rendimiento, la duración de vida en el anaquel y la calidad de la fruta.

Se han reportado pérdidas de fruta durante la precosecha del 10 al 20 por ciento y pérdidas en postcosecha de hasta un 100 por ciento. Además, los altos niveles de pudrición pueden contribuir a recuentos microbianos inaceptables en la fruta procesada congelada. Las estaciones cálidas y húmedas son particularmente propicias para el desarrollo de enfermedades.

Síntomas

Las bayas verdes inmaduras infectadas no tienen síntomas. Los síntomas de pudrición se hacen evidentes cuando la fruta madura; de ahí el nombre de "podredumbre madura". Los síntomas iniciales son el ablandamiento y el marchitamiento de la fruta (Fig. 1), seguidos de la aparición de pequeños puntos anaranjados (masas de esporas) en la superficie de la fruta (Fig. 2). Las esporas (conidios) del hongo patógeno se producen en pequeñas ampollas (acérvulos) que levantan y rompen la piel de la fruta (Figs. 3, 8C). Las masas de esporas pueden parecer húmedas o secas, según la humedad relativa ambiental y su edad. Eventualmente, las bayas infectadas se marchitan y se caen del arbusto. Incluso las bayas que se ven perfectamente sanas en el momento de la cosecha pueden podrirse poco después (Fig. 4), especialmente si no se refrigeran. Colletotrichum fioriniae también puede causar el tizón de las flores y las ramitas, pero estos síntomas son difíciles de distinguir del tizón de las ramas causado por el hongo Phomopsis o el tizón de las flores causado por el hongo Botrytis sin hacer aislamientos fúngicos del tejido infectado. Durante las estaciones particularmente lluviosas, se han observado lesiones tipo chancro o cáncer en las cañas (Fig. 5A) y ocasionalmente manchas en las hojas.

Shriveled blueberries.
Figura 1. Arándanos infectados antes de la cosecha mostrando bayas arrugadas con masas de esporas anaranjadas.
Fotografía de un arándano de la variedad Jersey con esporulación abundante de C. fioriniae
Figura 2. Fotografía de un arándano de la variedad Jersey con esporulación abundante de C. fioriniae.
A) Frutos arrugados con masas de esporas anaranjadas son indicadores de la pudrición de los frutos por antracnosis. B) Fotografía amplificada que muestra la piel de un arándano infectado con ampollitas abiertas (acérvulos) en las que se producen los acérvulos.
Figura 3. A) Frutos arrugados con masas de esporas anaranjadas son indicadores de la pudrición de los frutos por antracnosis. B) Fotografía amplificada que muestra la piel de un arándano infectado con ampollitas abiertas (acérvulos) en las que se producen las esporas.
Orange spores on a blueberry.
Figura 4. Baya madura con abundante esporulación después de la cosecha.

Ciclo de la Enfermedad

El hongo sobrevive el invierno en ramitas infectadas, en los dardos de fruta viejos y en brotes vivos. Durante la primavera y a principios del verano, los conidios se producen en estos tejidos (Fig. 5B-D) y se dispersan a las flores y frutos jóvenes en desarrollo por salpicaduras de lluvia o riego por aspersión (Fig. 6). A veces, el tizón de las flores puede ocurrir y provocar el tizón de las ramitas. El hongo puede infectar la fruta en cualquier momento entre la floración y la cosecha.

A) Cáncer en un tallo causado por C. fioriniae con acérvulos en círculos concéntricos alrededor de una yema vegetativa muerta. B) Masas de esporas sobre una ramita de arándano durante el periodo de dormancia. C) Masas de esporas en un dardo de fruta viejo. D) Masas de esporas en las escamas de una yema floral.
Figura 5. A) Cáncer en un tallo causado por C. fioriniae con acérvulos en círculos concéntricos alrededor de una yema vegetativa muerta. B) Masas de esporas sobre una ramita de arándano durante el período de dormancia. C) Masas de esporas en un dardo de fruta viejo. D) Masas de esporas en las escamas de una yema floral.
Illustration of anthracnose disease life cycle.
Figura 6. Ciclo biológico de la pudrición del fruto causada por antracnosis (C. fioriniae) en los arándanos (Ilustración de Jennifer Pagan).

El primer paso en el proceso de infección es la germinación de los conidios (Fig. 8A) en presencia de agua, seguida de la producción de apresorios melanizados (cojines de infección) (Fig. 8B) en la superficie de la fruta. El hongo parece requerir al menos 8 horas de humedad continua para iniciar una infección a 77 grados Fahrenheit (25 grados Celsius), que parece ser la temperatura óptima para la infección. Sin embargo, las infecciones también pueden ocurrir a temperaturas más bajas si la fruta permanece húmeda por más tiempo. Los períodos húmedos de 24 horas o más dan como resultado una infección más severa. En frutos inmaduros, la infección permanece latente hasta que el fruto madura. Luego, el hongo reanuda su crecimiento y coloniza los tejidos de la fruta, lo que provoca que la fruta se pudra y se seque. En cuestión de días, se desarrollan masas de esporas y finalmente cubren la mayor parte de la baya (Fig. 4). Desde la infección de la fruta madura hasta la primera aparición de los síntomas pueden transcurrir unos 7 días.

Las infecciones secundarias ocurren a través del contacto de un fruto infectado con un fruto sano o cuando las esporas son salpicadas de las bayas infectadas a las bayas sanas en el arbusto. Las esporas de los hongos también pueden esparcirse mediante las cosechadoras mecánicas y los equipos de selección de frutos. En agar de papa y dextrosa, el hongo Colletotrichum fioriniae produce un micelio velloso de color rosado (rojo oscuro visto desde abajo) (Fig. 7), aunque algunas cepas pueden producir micelio gris. Con el tiempo, los cultivos desarrollan masas anaranjadas de conidios elipsoidales que miden de 8 a 16 (20) x 2,5-5 μm. La fase sexual de este hongo se ha observado sólo en cultivos de laboratorio y no se ha encontrado en la naturaleza.

Cultures in petri dishes.
Figura 7. Cultivo de Colletotrichum fioriniae en agar papa dextrosa en un platito de Petri. A) Vista del micelio y las esporas de color naranja desde arriba. B) Vista del micelio desde abajo
Cells under a microscope.
Figura 8. Fotografías de Colletotrichum fioriniae tomadas con un microscopio. A) Conidios sin germinar B) Conidio germinado con tubo germinal y apresorio (almohadilla infectiva) melanizado (contiene melanina). C) Acérvulos reventando la piel de la fruta (toma microscópica), los conidios se pueden apreciar en la matriz. (Fotografías de Phillip Wharton, Michigan State University).

Manejo

Los síntomas de pudrición de la fruta por antracnosis generalmente no se hacen evidentes hasta cerca de la cosecha. Por lo tanto, las estrategias de control preventivo son importantes, especialmente en campos con antecedentes de la enfermedad. Una opción importante para el manejo de enfermedades es plantar cultivares resistentes o menos susceptibles (Tabla 1). Además, los productores pueden crear un ambiente menos propicio para el crecimiento y la infección de hongos patógenos. Use irrigación por goteo o ajuste el tiempo de riego por aspersión para minimizar la duración de la humedad.

Un amplio espacio entre las plantas y la poda regular crean un follaje abierto para promover el flujo de aire y el secado rápido, así como una mejor penetración durante la aspersión de fungicidas. La poda selectiva de la madera muerta puede reducir el inóculo invernante, pero el alto costo asociado con la poda puede hacerla antieconómica. La antracnosis es más común en la fruta demasiado madura, por lo tanto, coseche con prontitud y frecuencia, y procese la fruta lo más rápido posible después de la cosecha. Si la fruta cosechada no se puede transportar de inmediato, debe almacenarse a la sombra. La transmisión de la enfermedad en postcosecha se puede reducir cosechando y procesando la fruta buena antes que la fruta mala y desinfectando el equipo entre cosechas según sea necesario.

El enfriamiento rápido de la fruta es crítico; idealmente, el enfriamiento a 35 grados Fahrenheit (2 grados Celsius) debe ocurrir dentro de las 2 horas posteriores a la cosecha. Los fungicidas preventivos son más efectivos cuando se aplican desde el botón rosado hasta la cosecha, en particular entre la floración y cuando los frutos verdes tienen el tamaño de un guisante y cuando las bayas comienzan a ponerse azules. También, pueden ser necesarias las aspersiones entre cosechas para reducir las infecciones secundarias. La eficacia de los fungicidas contra la pudrición del fruto por antracnosis varía (Tabla 2). Las aspersiones en la etapa de dormancia (por ejemplo, con sulfuro de calcio) pueden ayudar en el control al erradicar el inóculo invernante.

Para obtener más información, consulte la Guía de Manejo de Frutas de Michigan (Boletín de Extensión E-154 de MSU) o https://www.canr.msu.edu/blueberries/pest_management/diseases.

Tabla 1. Niveles de susceptibilidad a la pudrición del fruto por antracnosis de diferentes cultivares de arándanos “Highbush”.  La escala de susceptibilidad está basada en observaciones de campo y en el porcentaje de fruta podrida después de ser inoculada artificialmente: 0 a 15% significa Resistente, 16 a 30% significa Moderadamente Resistente, 31 a 50% significa Moderadamente Susceptible, y 51 a 100% significa Susceptible (Polashock et al., 2005, Plant Disease 89:33-38).
SusceptibleModeradamente SusceptibleModeradamente ResistenteResistente

Bluecrop
Bluegold
Blueray
Bluetta
Cara’s Choice
Chanticleer
Darrow
Earliblue
Hardyblue
Herbert
Katherine
Lateblue
Nui
Olympia
Patriot
Pemberton
Puru
Rancocas
Sierra
Spartan
Toro

Berkeley
Bluejay
Bonus
Cabot
Collins
Hannah’s Choice
Jersey
Nelson
Northland
O’Neal
Reka
Rubel
Stanley
Sunrise
Weymouth

Aurora
Blue Rose
Blue Haven
Brigitta Blue
Elizabeth Croatan*
Murphy* Duke*

Elliott
Draper
Legacy
Liberty

* Las variedades Duke, Murphy y Croatan presentan resistencia en el campo a pesar de que son susceptibles o moderadamente susceptibles en los ensayos de inoculación en el laboratorio

Tabla 2. Eficacia de los fungicidas contra la pudrición del fruto por antracnosis. Clasificación basada en observaciones en ensayos de campo.

FungicidasIngrediente ActivoEficacia
Abound azoxystrobin Excelente
Aliette fosetyl-Al Buena
Bravo* chlorothalonil Buena
Cabrio pyraclostrobin Excelente
Captan captan Buena
Captevate fenhexamid + captan Buena
Elevate fenhexamid Ninguna
Indar fenbuconazole Ninguna
Lime sulfur calcium polysulfide Moderada
Pristine pyraclostrobin + boscalid Excelente
ProPhyt potassium phosphite Moderada
Rovral iprodione Ninguna
Serenade Bacillus subtilis Moderada
Sulforix calcium polysulfide Moderada
Switch cyprodinil + fludioxonil Buena/Excelente
Ziram ziram Moderada/Buena

*El fungicida Bravo no debe aplicarse después de floración por el riesgo de fitotoxicidad (efecto tóxico del fungicida en las plantas tratadas).

Agradecemos la colaboracion de Bill Cline, James Polashock, Dave Trinka, James Hancock, y Lynnae Jess por la revisión crítica de este boletín técnico.

Revisión técnica: Laura Miles, Laboratorio de Diagnóstico de Plantas y Enfermedades, Universidad Estatal de Michigan


Authors

Accessibility Questions:

For questions about accessibility and/or if you need additional accommodations for a specific document, please send an email to ANR Communications & Marketing at anrcommunications@anr.msu.edu.