Michigan Blueberry Facts: El Escarabajoe Japones (E2845SP)

March 28, 2022 - Author: , and , Departamento de Entomología, Universidad Estatal de Michigan. Traducción/edición al castellano: Anamaría Gómez Rodas y Carlos García Salazar, Departamento de Extensión, Universidad Estatal de Michigan.

Escarabajo japonés (Japanese Beetle)

Popillia japonica (Coleoptera: Scarabeidae)

Introducción

El escarabajo japonés fué introducido en Nueva Jersey alrededor de 1911. Desde entonces, la abundancia de alimento para los adultos, junto con la abundancia de césped o grama para las larvas y el bajo nivel de enemigos naturales ha hecho que sus poblaciones aumenten y se esparzan por todo el este de Norteamérica.  En Michigan, la presencia de escarabajos adultos se ha reportado en cada condado en las dos terceras partes de la Península Baja.  Esta hoja informativa brinda información general sobre el escarabajo japonés y los enfoques de manejo para su control en arándanos y otros frutales perennes

Identificación

Los adultos miden como 13 mm de largo (Figura 1).  La cabeza y el tórax son de color verde metálico, y el resto de la superficie es de color cobrizo.  Las características que distinguen a este escarabajo de otros son que tiene 5 mechones de pelos blancos en ambos lados de la parte de abajo del abdomen y un sexto par en la porción terminal del abdomen.  Los machos y las hembras se congregan en la parte soleada del follaje de las plantas y allí se alimentan y se aparean.

Adulto del escarabajo japonés alimentándose de frutos maduros del arándano.
Figura 1. Adulto del escarabajo japonés alimentándose de frutos maduros del arándano (Rufus Isaacs, MSU Extension).

Los escarabajos adultos se alimentan de aproximadamente 300 especies de plantas incluyendo muchos frutales, plantas ornamentales y plantas silvestres.  El escarabajo japonés, tiene preferencia por frutales menores como la vid, la frambuesa, y la zarzamora los cuales prefiere sobre los arándanos y muchas otras especies de plantas silvestres.   El escarabajo japonés descarna las hojas consumiendo el tejido blando que rodea las venas dejando las hojas como un esqueleto hecho de encaje.  El escarabajo japonés prefiere la parte alta de la copa del arbusto donde se congregan los escarabajos por lo cual esta parte es la que sufre la mayor defoliación. En muchos frutales, el daño al follaje no llega a causar un daño al rendimiento. Sin embargo, cuando se madura la fruta los escarabajos van a comenzar a congregarse en la fruta madura para alimentarse lo cual afecta la calidad y la inocuidad alimenticia de la fruta cosechada.  

Huevos

Los huevos son esféricos y blancos y tienen un diámetro de 1 a 2 mm (Figura 2).  Las hembras ponen racimos de huevos a una profundidad de 5 a 10 cm por debajo de la superficie del suelo, generalmente en áreas con césped y suelo húmedo.

Tamaño comparativo de los diferentes estadíos larvales del escarabajo japonés en relación con el tamaño del huevo.
Figura 2. Tamaño comparativo de los diferentes estadíos larvales del escarabajo japonés en relación con el tamaño del huevo.  La escala está dada en centímetros (Zsofia Szendrei, MSU Extension).

Larvas

Las larvas también son llamadas “gallinas ciegas”, miden de 2 a 3 mm recién nacidas. Cuando han alcanzado su máximo desarrollo miden aproximadamente 30 mm de largo (Figura 3).  Las larvas tienen la forma de la letra “C,” son blancas con la cápsula de la cabeza café y tienen 3 pares de patas (Figura 3).  Lo que distingue al escarabajo japonés de otros gusanos o larvas blancas es que tiene 14 pelos que forman una “V” en la parte del vientre del segmento anal (Figura 4).  La larva del escarabajo japonés se alimenta de las raíces, prefiere el césped o zacate, las plantas tiernas y otras materias orgánicas del suelo. Cuando las poblaciones de larvas son numerosas pueden causar un daño importante al césped o zacate.

Larva de tercer instar del escarabajo japonés completamente desarrollada.
Figura 3. Larva de tercer instar del escarabajo japonés completamente desarrollada. Observe que tiene la forma de un “C”. (Rufus Isaacs, MSU Extension).
Patrón de pelos en forma de “V” en la región anal de la larva del escarabajo japonés. 
Figura 4. Patrón de pelos en forma de “V” en la región anal de la larva del escarabajo japonés. Observe las dos hileras de 7 pelos cada una. (Rufus Isaacs, MSU Extension).

La alimentación de las larvas deja manchones de pasto muerto y cuando el daño es severo el césped dañado se pude levantar fácilmente como cuando se levanta una alfombra. Un buen indicador de las infestaciones de larvas en el suelo es el daño secundario que causan animales roedores como los mapaches, topos y zorrillos los que se alimentan de las larvas.

Ciclo Biológico

El escarabajo japonés generalmente tiene una generación por año, aunque a veces el ciclo biológico completo tarda dos años en las regiones más frías.  En Michigan, los adultos emergen en la primera semana de julio y están presentes hasta mediados de setiembre (Figura 5).  En cuanto emergen del suelo, las hembras se aparean inmediatamente en la cobertura vegetal o en otras plantas. Por lo general después de aparearse las hembras se mueven a otros sitios para alimentarse antes de poner sus primeros huevos.  La puesta de los huevos ocurre más que todo en julio y en agosto, en la vecindad de los sitios donde se alimentan.  Una hembra pone entre 40 y 60 huevos en toda su vida, y prefiere un suelo húmedo con cobertura de grama o zacate.  Para ovipositar (poner huevos), las hembras cavan hoyos en el suelo de aproximadamente 10 cm de profundidad durante un período de aproximadamente 2 semanas, y cada vez pone los huevos en ellos en pequeños grupos.  Los huevos nacen en 1 ó 2 semanas después de haber sido puestos, y las larvas pequeñas se alimentan de las raíces más cercanas a ellas.  Las larvas pasan el invierno en el suelo como larvas de 3er instar a una profundidad de 10 a 15 cm y se mueven hacia adentro de la tierra para evitar congelarse. En la primavera, las larvas se mueven hacia la superficie y de nuevo comienzan a alimentarse de las raíces.  Las larvas pupan en junio y dos semanas más tarde emergen los adultos para comenzar un nuevo ciclo.

Gráfica que ilustra el ciclo biológico anual del escarabajo japonés en los arándanos de Michigan.
Figura 5. Gráfica que ilustra el ciclo biológico anual del escarabajo japonés en los arándanos de Michigan.

Monitoreo y Control

El Monitoreo

La presencia de escarabajos adultos es la primera señal de que el escarabajo japonés se ha establecido en la plantación. El uso de trampas para monitorear el inicio de la aparición de la población es recomendable (Figura 6). Las trampas se instalan a finales de junio y principios de julio como un sistema de alerta de detección temprana. Sin embargo, las trampas deben removerse inmediatamente después que se detectan las primeras capturas porque la presencia continua de las trampas atrae más escarabajos hacia la plantación y las trampas no reducen el tamaño de la población atacante. Por lo tanto, NO se recomienda utilizar las trampas como medida de control.  Durante la cosecha, debe de seguirse un monitoreo constante de los campos infestados para determinar si el control de los escarabajos adultos es necesario.

Trampa con atrayente
Figura 6. Trampa con atrayente, acetato de amonio, para monitorear la presencia del escarabajo japonés en arándanos (Rufus Isaacs, MSU Extension).

Para controlar las larvas del escarabajo japonés se debe hacer un muestreo de suelos, en y alrededor de los campos infestados, para determinar donde se deben aplicar medidas de control dirigidas al suelo. Las larvas son fáciles de muestrear debido a su tamaño y a su color claro (Figura 3).  Una vez que el suelo se calienta en la primavera, las larvas completamente desarrolladas se alimentan cerca de la superficie del suelo.  Por lo cual los muestreos deben hacerse en las áreas con zacate o grama alrededor y dentro de la plantación. Para muestrear larvas, haga un corte de un pedazo de tierra con grama de un pie cuadrado, sacuda las raíces para quitar la tierra y que caigan los gusanos. Mantenga un registro del lugar donde hizo el corte y del número de gusanos por pie cuadrado que encontró, así como del número de sitios donde muestreó. Estos registros la van a ayudar a usted a comparar las muestras en el futuro y en los diferentes sitios de la plantación.

Control Cultural

Una de las tácticas más efectivas de control es el de hacer los cultivos y las zonas cercanas a ellos lo menos atractivos para el escarabajo japonés y esto se hace integrando los controles culturales a las prácticas hortícolas regulares. Para reducir la atracción de los escarabajos a las plantaciones de arándano, quite todas las plantas hospederas que son atractivas para ellos (las uvas y zarzamoras silvestres, las enredaderas, los zarzales y el sasafrás) de dentro de las plantaciones y de sus alrededores. Para evitar que estas plantas hospederas vuelvan a surgir se debe pasar el azadón, usar herbicidas o usar “acolchados.” Los escarabajos adultos prefieren lugares llenos de zacate o grama para poner sus huevos.  Debido a ello, los campos con cultivo limpio tienen menos abundancia de escarabajos que los que están enmontados.

Es muy importante quitar toda la grama durante la época de oviposición, desde julio a setiembre. Algunos productores han adoptado el cultivo limpio para reducir las poblaciones del escarabajo y también para obtener protección contra las heladas y control de malezas. En los campos que se encharcan, el cultivo limpio causa dificultades para la maquinaria durante las aspersiones y la cosecha. Otra forma de control es el de escardar los campos después de la cosecha, lo que afecta a los gusanos reduciéndoles el alimento que necesitan para desarrollarse. Los cultivos de cobertura son una alternativa al cultivo limpio ya que forman una cubierta que no es atractiva y provee cierta estructura para que la maquinaria pueda pasar, también reduce el riesgo de erosión y de escurrimiento de los pesticidas. Algunas especies de plantas que toleran la acidez del suelo se están estudiando para uso como cultivos de coberturas.

Control Biológico

Frecuentemente, los enemigos naturales son poderosos agentes de control de insectos plagas.  Los gusanos del escarabajo japonés pueden infectarse con nemátodos, con virus o con bacterias. Los síntomas de estas infecciones incluyen, gusanos aguanosos o gusanos que se ponen amarillos o rojos, pero en Michigan solamente un 1% de las larvas son infectadas con enemigos naturales. La Enfermedad Lechosa, no ha sido evaluada recientemente en Michigan, pero generalmente se le considera menos efectiva en los lugares de inviernos muy fríos.

Control Químico

El control de los escarabajos adultos con insecticidas puede ser necesario para evitar la contaminación de la fruta cosechada con escarabajos o para prevenir el daño a las frutas.  El mejor control se obtiene con una buena cobertura del follaje.  Esto puede ser difícil durante el período en que la fruta está madurándose cuando las aplicaciones generalmente se hacen por aire o desde el perímetro de la plantación. Los escarabajos pueden volar grandes distancias y pueden aterrizar en los campos antes de la cosecha. En estos casos, se pueden usar algunos insecticidas biológicos con un periodo corto de precosecha (PHI) para remover los escarabajos de los arbustos antes de la cosecha. 

También puede usarse el control químico para disminuir la población de gusanos en el suelo en las plantaciones infestadas y en sus alrededores. Esto puede ser muy importante en las plantaciones con zacate o grama entre los arbustos o en los alrededores de las plantaciones y donde no se puede hacer un cultivo limpio, tal como en los campos muy mojados.  Los insecticidas preventivos deben aplicarse antes de la oviposición para que el residuo esté presente para matar las larvas en cuanto salen del huevo. Para obtener un máximo efecto, es necesario hacer las aplicaciones antes de julio. Los insecticidas aplicados al suelo deben incorporarse al zacate o grama inmediatamente después de la aplicación mediante el riego. De esta manera los residuos de estos compuestos estarán presentes y activos alrededor de las raíces al momento que nazcan las larvas.

Para saber más sobre la biología y el manejo del escarabajo japonés consulte los siguientes recursos:

  • Potter, D.A., and D.W. Held. 2002. Biology and management of the Japanese beetle. Ann. Rev. Entomol. 47: 175-205.
  • Vittum, P.J., M.G. Villani and H. Tashiro. 1999. Turfgrass insects of the United States and Canada. Ithaca, N.Y.: Cornell University Press.

Tags: agriculture, blueberries, fruit & nuts, integrated pest management, japanese beetle, michigan blueberry facts, msu extension


Authors

Rufus Isaacs

Rufus Isaacs
isaacsr@msu.edu

Zsofia Szendrei

Zsofia Szendrei
szendrei@msu.edu

John Wise

John Wise
wisejohn@msu.edu

You Might Also Be Interested In

Accessibility Questions:

For questions about accessibility and/or if you need additional accommodations for a specific document, please send an email to ANR Communications & Marketing at anrcommunications@anr.msu.edu.